jueves, 29 de marzo de 2018

Primer Show de Onice


Cosas de la vida

Si bien es cierto en este año 2018 que comienza, Ónice cumplirá 30 años de haber realizado su primer show en la escena, formalmente el 23 de julio de 1988 en sincronización con la Fiesta de Caracas de ese año y aniversario del natalicio de Haile Selassie, se realizó el show histórico en nuestro patio que es la parroquia Caricuao. Pero en vista de la presión que requería el compromiso de un primer show, delante del público sin ninguna experiencia en una tarima, nos vimos obligados a hacer una presentación previa el 16 de julio en el bloque 7 de la UD 6. Considerábamos que con solo los ensayos entre cuatro paredes sin presencia de masas, la agrupación no estaba preparada con la seguridad de enfrentar al público de forma real y es una deuda histórica no mencionar esta pequeña aventura que en verdad fue nuestro primer show al mundo.

Para la época el equipo de Fundarte coordinado por Nelson López a través de un casting que se realizó bajo la supervisión de Iris Salcedo a Ónice, en la sede del Club “Paz y Solidaridad” del bloque 10 de la UD2, primer sitio de ensayo de la banda, aprobaron dar la oportunidad de presentarnos en la respectiva “Fiesta de Caracas” del año. En vista de la presión que representaba el compromiso, los músicos de ese momento Kelly Guzmán, Gustavo Miranda, Manuel Montilla, Alejandro Rodríguez y Genis Miranda planificamos un show con nuestros propios equipos en algún lugar no definido. Un gran amigo de la banda Carlos Pieters que jugaba voleibol con Genis logró coordinar con los vecinos de su edificio hacer una presentación relámpago en el bloque 7 de la UD 6 a ver que resultados daba el experimento.

La logística de Ónice contó en ese momento con el transporte de Ramón Miranda que era un clásico Land Rover chasis corto donde cabía la instrumentación, el sonido y el personal de la banda. A nivel de audio los equipos no eran profesionales, la batería era una Mattel casi de juguete reforzada con un timbal remendado y sin platillos, el bajo era prestado, la guitarra de Kelly hacía tierra y los teclados también eran de juguete (Bontempi, Yamaha handysound de 2 octavas), micrófonos unidireccionales de plástico, pero la voluntad de Ónice por dar a conocer el reggae como un género musical de respeto no dejaba decaer el entusiasmo de los músicos por hacernos sentir. El nivel de ejecución era escaso por el desconocimiento y la falta de técnicas para tocar el reggae en ese momento, pero, a través de esa presentación la agrupación descubrió que tenía un alto potencial en la música y adquirió más confianza para enfrentar una tarima.

Vale la pena hacer mención de esta anécdota, como una deuda con la escena musical venezolana y con los vecinos del bloque 7 de la UD6 que muy gentilmente cedieron sus espacios, para que un grupo de desconocidos desaliñados llegaran a través de la complicidad de un vecino a hacer ruidos por una tarde y noche sabatina, con una música totalmente extraña y al revés, que con el tiempo convirtieron a la parroquia Caricuao en el bastión de los sonidos jamaiquinos de Venezuela, conocida como la Capital del Reggae, reconocido por su embajada. Esperamos que el 16 de julio del 2018 sea una fecha memorable en la historia de la música en nuestro país, para enriquecer los archivos cronológicos en beneficio de esta sociedad, que merece la atención cultural y educativa para mantenerla más humana hacia el futuro bonito que todos deseamos.

Ónice

BREVE RESEÑA DE ONICE

Ónice es un grupo de música latina originario de Venezuela formado en Febrero de 1987, experimenta con sonidos urbanos actuales específicamente del pop latino y rock en español, combinado con el misticismo cultural de las regiones del Caribe. Entre los elementos predominantes se encuentra el reggae, sin olvidar sus fuertes influencias de todo lo que existe como música asumiendo su propia identidad geográfica. Sus experiencias a través de giras y compilados internacionales los ha llevado a lograr un sonido original que los define sin restringirlos a un solo estilo musical, por eso asumen su rol como artistas latinos y nada más. Sus músicos son Genis Miranda fundador de la banda y tecladista, Rafael “Chico” Miranda en la guitarra, Jesús Daniel González en la guitarra, Darwin Quintero en el bajo, Franklin Díaz en la batería y Omar Balda en los Teclados. Su disco “Capas Concéntricas” del año 1.994 fue el primero en el género reggae que se produjo en su país por músicos venezolanos reconocido por la Embajada de Jamaica. Su canción “Aspecto Temible” fue versionada por la agrupación venezolana Desorden Público en un compilado musical en España. Actualmente poseen 4 discos de larga duración y su más reciente “RESTAURACION” se encuentra disponible globalmente en todos los distribuidores musicales reconocidos en el planeta. Ónice tiene como influencia musical a Los Pericos, Paralamas, Juanes, Manu Chao, Miguel Bosé, Culture Club, Men At Work, Sting, UB40, Madness, Bob Marley, Inner Circle, Third World, Rubén Blades y muchos que fusionan sonidos.